jueves, octubre 12, 2006

Vielen danke

Sé que soy una payasa, que soy retraída y presto muy poca o casi ninguna atención a lo que me dices, por eso te pido mil disculpas. Cuando lo digo me refiero a tí amor, amigo (a), papá, mamá, familia... y mascota. Perdóname por dedicarte sólo una miseria de mi tiempo y escucharte a medias, es que traigo mil y un cosas en la cabeza, pero aparte de eso también quiero darte las gracias.

Gracias por recibirme, gracias por esperarme y llamarme, gracias por hacerme reír aunque no te pague con la misma efusividad, gracias por visitarme, recordarme... mil gracias por quererme mucho, porque gracias a Dios y a tí es que mi existencia vale la pena en éste mundo. Quiero que sepas que te aprecio y en verdad te quiero. Parece que se me olvida, pero en realidad siempre te tengo presente.

O yasumi nasai.


Volando: La Goda, y de izquierda a derecha: Toti, Toba y Bebot. Quienes han sido mi gran inspiración recientemente... osea, hablando sólo de la mamá y mis hermanos, porque la Toba soy yo y esa no cuenta, jejeje.
Publicar un comentario